Nuestra Historia

Nosotros somos la Iglesia Bautista Bíblica, una Iglesia local del Señor Jesucristo, quienes tenemos el firme propósito de glorificar al Dios de las Escrituras, (Ef. 3:21). En este sentido, según la luz que hemos recibido, promovemos Su adoración, (Ex.20:3-11; Jn. 4:23-24); edificamos a los santos, ( 1Co. 14: 12, 18-19, 6; Ef. 4:11-16); evangelizamos a los pecadores, ( Hch. 11: 3, 14; 1Co. 14: 24-25); establecemos y fortalecemos otras iglesias, ( Hch. 11:29-30).

Estamos comprometidos a proclamar la Ley perfecta de Dios, y el evangelio glorioso de Su gracia a través del mundo entero ( Lc. 24: 47; Hch. 20:20-21, 27); y defendemos la “fe que una vez fue dada a los santos ( Judas 3). Los medios principales que usamos para llevar a cabo estos propósitos, son la oración y el ministerio público y privado de la Palabra de Dios.( Hch. 6:4 y Hch. 20:20; 2 Co. 10: 3-5; 1 Ti. 3:14-16; 1 Ti.2: 1-8; 1 Ti. 4:6; 3:15; 2 Ti. 4:1-2.).

Somos una iglesia Bíblica, Histórica y Confesional. Hemos adoptado cómo la expresión más plena de nuestra fe la Confesión de Fe de Londres de 1689. Aunque la autoridad final en todos los asuntos de fe y la práctica es la Biblia solamente, verdad que es expuesta con claridad en el capítulo uno, primer párrafo de la misma Confesión, no obstante, este documento histórico, aunque no es infalible ni perfecto, es, sin embargo, un excelente resumen de “ las cosas más ciertisimamente creida entre nosotros”, y lo consideramos una ayuda en la controversia, una confirmación en la fe, y un medio de edificación en la justicia.

No reconocemos ninguna autoridad eclesiástica además de nuestro Señor Jesucristo, que es la Cabeza de la Iglesia ( Ef.5:23) y que dirige los asuntos de la Iglesia a través de ancianos, también llamados pastores y obispos, escogidos y ordenados según los preceptos de la Santa Escritura ( Hch. 14:21-23; 1 Ti. 3: 1-13; 5:17; Tit. 1:5-9; Hch. 20 28. Los ancianos mismos están bajo la autoridad de la Santa Escritura ( Hch. 16:4; 1 Co. 7:17).